Nuestro objetivo es apoyar profesionalmente en forma económica, en especie y con programas especializados a iniciativas de grupos e instituciones, que participan en la dinámica socio-económica y cultural de los niños abandonados y sus familias, para mejorar sus condiciones de vida, logrando un mejor nivel de subsistencia en los que se encuentran y mejoren sustancial e integralmente. Así como a familias mexiquenses en situación vulnerable.